Las autoridades de la vecina ciudad de Ensenada se encuentran en alerta e indicaron que se investiga por estas horas si un pequeño contrajo o no la enfermedad. Aunque todavía se encuentran investigando el caso en detalle, no se descarta que pueda tratarse un nuevo caso del virus que ya desembarcó en el país.

La secretaria de Salud de la vecina ciudad de Ensenada, Mariana Estévez, informó a este medio que el posible caso lo porta un paciente pediátrico que presentó un brote en el cuerpo y despertó la duda de su pediatra, quien tras una breve inspección le diagnosticó un posible cuadro de sarampión, lo que alertó a las autoridades sanitarias de la ciudad.

«Podría ser cualquier otra cosa», sostuvo la funcionaria pero agregó que no obstante ello los expertos locales ya iniciaron «una investigación en terreno» y, si correspondiera, se le realizarán «los análisis para confirmar el caso». El sarampión no es una enfermedad erradicada, pero desde hace varios años casi no hay casos y en general los detectados son contagios ocurridos en zonas endémicas de la enfermedad, como Brasil.

El posible contagio sarampión aparece tras la confirmación de un caso en la Ciudad de Buenos Aires, lo que generó una fuerte preocupación. La propia ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, confirmó la noticia el lunes al informar que una residente de CABA contrajo el virus en un viaje a Medio Oriente.

La ministra advirtió que «la globalización y el aumento de la circulación tan importante del sarampión en muchísimos países del mundo, hizo que tuviéramos un caso importado y a partir de ahí el riesgo de un brote».