La tranquilidad se vio interrumpida durante horas de la tarde en un colectivo de la Línea Oeste, cuando un nene, que viajaba junto a su madre, se descompuso y necesitó la rápida intervención de un inspector que, mediante RCP (Reanimación Cardio Pulmonar) y primeros auxilios, logró salvarle la vida.

Se trata de Fernando Olivetto, uno de los inspectores de la empresa de  transporte Nueve de Julio, quien actuó cuando la madre del pequeño comenzó a pedirle ayuda al chofer exclamando que su hijo tenía los ojos blancos y no respiraba.

Desde la empresa afirmaron esta historia y aseguraron que todo el personal recibe capacitaciones para poder actuar en estos casos de emergencia.

Desde la familia dieron a conocer que el nene se encuentra evolucionado y agradecieron a la empresa y al inspector por actuar de esa manera.