Esta mañana escracharon la casa de un hombre acusado de abusar sexualmente a un niño. La familia del menor se reunió frente al hogar del atacante para repudiar el acto y la impunidad con la que cuenta ya que el juicio fue suspendido en diferentes oportunidades.

En un principio el juicio estaba previsto para marzo de 2020 pero se pospuso debido a la cuarentena. Finalmente el hombre iba a ser juzgado el pasado 17 de febrero pero por un informe médico que presento la defensa volvió a suspenderse.

Fue por eso que los familiares de la víctima se acercaron hasta la casa de 66 entre 27 y 28 a donde vive el acusado de abusar al niño que actualmente tiene apenas 8 años. Quienes se acercaron al lugar realizaron pintadas en toda la fachada del inmueble, incluso sobre el frente del kiosco.