Una mujer de 65 años que vive en la localidad platense de Los Hornos sufrió una violenta entradera perpetrada por un grupo de desconocidos que se hicieron pasar por policías. Los ladrones ­portaban una vestimenta similar a la que utilizan los oficiales y tras reducir a las víctimas, se alzaron con una motocicleta y dinero en efectivo.

El hecho tuvo lugar en horas de la tarde de ayer, cuando al menos tres sujetos se presentaron en la casa de la víctima y, portando uniformes semejantes a los agentes de seguridad, le dijeron que iban a realizar un allanamiento en su propiedad, ubicada en la zona de las calles 139 entre 60 y 61. Creyéndose la versión de los hampones, la señora les abrió la puerta, pero enseguida fue encañonada.

Una vez que ganaron el interior de la finca, exhibieron armas de fuego para intimidar a los presentes, quienes junto a la dueña del domicilio fueron maniatados. De acuerdo a lo relatado por la damnificada, los individuos utilizaron un revólver calibre 32, con el cual los apuntaban en todo momento para que intentaran resistirse al robo.

Con la situación bajo control, los malvivientes se dedicaron a recorrer todos los rincones de la vivienda, revolviendo todo a su paso y desordenando cajones y placares. La intención era clara, los falsos efectivos de la Policía habían ido a buscar plata y no se iban a ir hasta que encontraran los billetes y ­algunos otros elementos de valor que sean de su interés.

Se dieron a la fuga y son buscados

En el interior de la propiedad permanecieron durante varios minutos, hasta que hallaron dinero efectivo, cuya suma específica hasta el momento no fue revelada y con la cual escaparon. Cuando la pesadilla ya estaba llegando a su fin, los delincuentes también se llevaron una motocicleta marca Dominar de color negra y objetos que encontraron en la casa.

Con todo el botín, los ladrones huyeron con rumbo desconocido, perdiéndose entre las calles del barrio. Una vez que estaban a salvo, la mujer decidió comunicarse con el servicio de emergencias 911 para denunciar lo que había ocurrido en su domicilio momentos antes.

Poco después los uniformados de la comisaría Tercera llegaron al lugar del hecho y se entrevistaron con la víctima, quien aseguró que los tres sujetos se presentaron como agentes de la fuerza bonaerense y que la amenazaron a punta de pistola. Con la descripción aportada por la señora se montó un operativo en la zona, aunque no pudieron dar con el paradero de los sospechosos.

En tanto, se solicitó la presencia del personal de la Policía Científica para realizar las tareas de rigor, mientras que en el marco de la investigación se procedió a la búsqueda de cámaras de seguridad públicas y privadas, como así también de testigos del hecho a fin de dar con los autores de la entradera. Por lo pronto, la causa quedó en manos de la UFI 7 y fue caratulada como “robo”.