Una vivienda de la localidad platense de Arturo Seguí fue consumida casi por completo luego de que se desatara un feroz incendio. Este, enseguida, alcanzó la zona del techo y se expandió a toda velocidad. La víctima se salvó de milagro, ya que en ese preciso momento se había ausentado de su hogar para llevar a sus dos hijos a la escuela.

El lamentable episodio ocurrió en hora de la mañana, en una finca ubicada en las calles 416 esquina 157. Si bien por el momento no se descarta ninguna hipótesis, de acuerdo a las estimaciones preliminares, el fuego comenzó debido a un cortocircuito y pronto las llamas se propagaron, alcanzando a más de la mitad del domicilio.

Los vecinos linderos a la finca vieron el siniestro y pronto se comunicaron con la dueña de la casa, quien en ese instante había dejado a sus hijos de 4 y 6 años en el colegio y se dirigía hacia su lugar de trabajo.

Mientras tanto, se registró una insólita situación, ya que los frentistas no pudieron comunicarse con los Bomberos porque no tenían señal en sus celulares debido a que se habían robado los cables telefónicos.

Por tal motivo, trabajaron ellos mismos a destajo intentando controlar el incendio, arrojando baldazos de agua. Poco después llegó la damnificada a su domicilio y a pesar de que había llamado a la Policía, arribó antes que los uniformados, quienes se hicieron presentes en el lugar del hecho ya cuando la catástrofe estaba bajo control.

Afortunadamente no hubo que lamentar heridos y las únicas pérdidas fueron materiales, más precisamente en la zona del techo donde quedaron todas cenizas. A partir de ahora, Angelina López, la vecina de Arturo Seguí, deberá rehacer su vida de a poco. Todos aquellos que quieran ayudarla a recuperarse pueden hacerlo comunicándose a su número telefónico 2215635230.