Debido al aumento de contagios por las distintas variantes “Delta” y “Ómicron” del virus que causa el COVID-19, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), dependiente del Ministerio de Transporte, se encuentra trabajando con una reducción del 42% de sus agentes de fiscalización. Por este motivo, y para seguir garantizando el control dispuso más personal auxiliar y trabajadoras y trabajadores administrativos pasaron a realizar tareas de fiscalización en todo el país.

Al igual que en las distintas actividades públicas y privadas, la pandemia ha ido modificado el funcionamiento del organismo en las fiscalizaciones y controles que se realizan en las rutas, autopistas, estaciones y trenes de jurisdicción nacional.

Esta situación representó un verdadero desafío para toda la CNRT y particularmente para los equipos de fiscalización ya que para controlar un vehículo o formación debe hacerse de forma presencial y con los cuidados correspondientes.

En lo que va del 2022, la CNRT registró un total de 180 agentes de fiscalización aislados, entre contactos estrechos, casos sospechosos y casos confirmados, de un total de 438, tanto del sector automotor como ferroviario. Esto significa que el 42 % de la dotación se encuentra aislada y sin poder cumplir con sus tareas de manera presencial.

Desde un principio, se organizaron burbujas para el control en cada delegación del país respetando los cuidados: barbijo, sanitización de los vehículos, delegaciones y que no haya aglomeraciones en los lugares de uso común. Además, para poder concurrir a sus lugares de trabajo, las y los agentes de CNRT fueron presentando el certificado de vacunación que figura en Mi Argentina.

En marco del operativo Viajá Seguro la CNRT continúa fiscalizando en todas las rutas, autopistas y estaciones del país para una seguridad de todos los argentinos y argentinas.