La Asociación Civil “Campeones de Vida” se encarga de trabajar sobre víctimas de violencia de género de la ciudad de Berisso desde el año 2017, pero viene funcionando desde el año 1999 con cuestiones vinculadas al suicidio.  Está presidido por Dante Calderón, quien comentó la problemática con la que está viviendo hoy en día y porque se corre el riesgo de perder el lugar.

En ese sentido, luego de la renovación de autoridades, la Asociación pasó a ser un refugio con habitaciones destinadas a las víctimas de violencia de género. Esto se logró gracias a un acuerdo con el Ministerio de Mujeres, “pensamos en ofrecer herramientas, para que ellas, mientras están acá cuenten con capacitaciones o cursos con rápida salida laboral, para que deje de depender económicamente del agresor”, expresó  Calderón.

En ese sentido, la preocupación nace a raíz de que el ex concejal berissense y actual Pastor, Gustavo Yacenko, pretende privatizar el lugar y destinarlo para negocios propios.

Dante le contó a este medio como fue que adquirieron el espacio físico: “La asociación tenía un terreno que fue permutado por donde estamos actualmente. Fue en común acuerdo con la iglesia en la que esta Yacenko y ahora pretende sacarnos el lugar para poder comenzar negocios propios”.

A raíz de recibir amenazas y persecuciones, decidieron elevar el reclamo a la Personería Jurídica con el fin de poder resolver sin violencia alguna este conflicto que pone en jaque el lugar donde asisten mujeres a diario.

“Se quiere convertir esta entidad pública en una sociedad anónima privada, cuando esto se hizo con la ayuda de la ente y otras asociaciones. Es decir, esto fue hecho por nosotros como particulares”, expresaba Calderón.

Por último, el actual presidente de la asociación dijo: “No queremos dejar que un lugar público sea privatizado para generar un rédito económico. Además, todos queremos el bien común y esta es nuestra herramienta. Porque uno lo que quiere hacer es un bien”.

Fuente: LAPLATA1.com.