La ciudad de Mar del Plata tiene turismo todo el año, por cuestiones estructurales, es una ciudad que tiene lo mismo que cualquier otra capital importante del país.

Para muchos la temporada de verano terminó el martes pasado, en el último día del carnaval, sin embargo, todavía es mucho el turismo que hay en la «Ciudad Feliz» y más durante los fines de semana.

Promociones en balnearios

Los balnearios en Mar del Plata trabajaron enero y febrero casi completos y durante el fin de semana largo de carnaval no quedó nada.

Desde la Cámara de Empresarios de Balnearios Restaurantes y Afines (Cebra) aseguraron que fue casi completo la ocupación en Playa Grande, Varese y Punta Mogotes.

Aprovechando la cantidad de turistas que quedan y los que llegarán el fin de semana, los balnearios en Mar del Plata sacaron promociones: se pueden conseguir ir carpas por mil pesos el día, cuando estaban en algunos casos hasta 8 mil.

Balneario techado

Entre las promociones que más se destacan, está la del Balneario 12 de Punta Mogotes, que por mil pesos por personas se puede conseguir una carpa, dos piletas climatizadas, una techada (si llueve o hay viento o hace frío se puede ir igual), vestuarios, agua caliente para el mate, spa con sauna húmedo y seco e hidromasaje, más restos para comer al paso o gourmet.

«Inauguramos un nuevo resto frente al mar porque hay que seguir invirtiendo, apostando, ofreciéndole al turista y al cliente de Mar del Plata las mejores opciones y vamos a estar abiertos todo el año», explicó Augusto Digiovanni, dueño del Balneario 12.

El tradicional B12 será el primer Balneario marplatense en estar abriendo todo el año, ofreciendo servicios de comida, pileta, vestuarios, spa, deportes.

Debido a que el fuerte del turismo son los fines de semana, los sábados y domingos habrá en el resto del Balneario 12 «festival de mar: especialidad en pescados y mariscos».

Alta ocupación en marzo

Para este fin de semana se espera en la ciudad de Mar del Plata una buena cantidad de turistas: muchos ya están y otros llegarán para pasar el sábado y domingo.

Los hoteles 5 estrellas están colmados y los lugares con precios más accesibles hay poco lugar, según se desprende de las búsquedas por las páginas que intermedian en la venta de servicios de hospedaje.